Terraza con vistas a la caldera en Fira (Santorini). Autor www.caballano.com

 

www.caballano.com

mail@caballano.com

 

Arriba
Critica
Error
Discusión
Aprecio
Sonrisa
Conversación
Motivación

Gestión Empresarial

Relaciones Humanas

INTRODUCCIÓN

Tratar con la gente es probablemente el mayor desafío que hay que afrontar, especialmente si es una persona de negocios, donde las faltas de tacto y de comprensión pueden dar al traste con una empresa. Aquellas personas, que además de su conocimiento técnico son capaces de expresar sus ideas, de asumir la dirección, y de despertar entusiasmo entre los demás, son las que van camino de alcanzar el éxito.

Toda organización es esencialmente una obra humana, en cuanto que, en primer lugar, es fruto del esfuerzo humano y, en segundo lugar, se compone de hombres. Por esa razón, todo intento por comprender lo que es una organización debe empezar por el estudio del hombre.

Es una lastima que siendo el capital humano una de las mayores partidas del presupuesto de una empresa no se trabaje para obtener el máximo beneficio de él, y se trate en muchas ocasiones como un número negativo en la cuenta de explotación, un coste más. Una decisión acertada, una oportunidad aprovechada, un esfuerzo adicional en pro de la calidad (satisfacer las expectativas del cliente, por que va a encontrar en nuestro producto exactamente las características que le  ofrecemos, sin riesgo a encontrar otras distintas), pueden resultar un beneficio marginal amplio, y por el contrario, una decisión mal tomada, un mal trato al cliente, una dejadez, será causa de perdida lucrativa, de imagen, de una sanción, es decir, una perdida del valor de la empresa.

No debemos olvidar que el hombre tiene un fuerte componente emocional, con poder sobre la razón, por lo que entran frecuentemente en conflicto los sentimientos y la razón. Las emociones se inscribieron en el sistema nervioso durante la Prehistoria, para salvaguardar al hombre en su relación con el exterior y así poder perpetuar la especie. Cada emoción nos predispone de un modo diferente a la acción; cada una de ellas nos señala una dirección que, en el pasado, permitió resolver adecuadamente los innumerable desafíos a que se ha visto sometida la existencia humana. La civilización se ha desarrollado más rápido que el lento paso de la evolución natural del hombre, de forma que el hombre ha creado leyes de conducta que refrenan a las emociones. Ha quedado obsoleto el repertorio emocional en nuestros días que aún queda inscrito en nuestro sistema nervioso. Muchas veces damos respuesta a nuestra percepción personal de la realidad que no sería la más adecuada desde el lado de la razón, y no nos damos cuenta del resultado contraproducente ya que es fruto de nuestras emociones. Por otro lado todos actuamos de acuerdo a la percepción personal que tenemos de la realidad en el que formamos parte, como nos recuerda Cervantes en el Quijote. Ya Aristóteles escribía: "Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso ciertamente, no resulta tan sencillo"

El curso se ha dividido en diversas circunstancias en el trato a las personas: